t f y r
^

Las historias en tierras de las galletitas Reverter

Cada lugar tiene su característica, ese no se que que deja marcada su impronta a través del tiempo. Viajar y visitar diferentes localidades nos mostró que siempre hay historias que son lindas para contar, anécdotas graciosas, otras no tanto, que necesitan al menos, sus cinco minutos de fama. En la visita que hicimos a la ciudad de Pergamino nos contaron muchas cosas propias del lugar, hasta que había un tipo de galleta famosa y era la Reverter. Con el embajador no dudamos ni un sólo segundo: fuimos a comprar un par de paquetes.

Prudencio

Y mientras la tarde iba pasando, con los bizcochos sobre la mesa de Prudencio Cocina & Misceláneas, fuimos encontrando el camino de los íconos de la ciudad. Algunos aparecían tímidamente como esperando aprobación, otros simplemente se daban a conocer con mucha fuerza como Roque, un linyera local. Finalmente se decidieron por tres, uno por cada grupo, y se abordaron tres temas que abarcan practicamente toda la historia de una localidad: una fachada, una costumbre y la historia misma. La fachada fue el Arroyo Pergamino, un acueducto que atraviesa la ciudad de punta a punta y que en los noventa sufrieron las consecuencias del desborde del mismo. La costumbre es el Punte de Fierro, como se acostumbra llamar al puente de hierro, un lugar de unión entre los dos sectores de la ciudad divida por el Arroyo. Y finalmente la historia llegó ligada al Hotel Roma, una vieja institución dedicada al albergue de personas que pasaban por allí y que hace años está en desuso.

Biscochitos Reverter

La tarde dió paso a la noche y antes que terminaramos el taller, ya había parroquianos que había llegado temprano a la degustación. Lo que siguió después fueron dos horas de charlas, vermut y risas. Y mucha gente.

Fotos de la Estación Pergamino

Comments

comments

Share

Reply