t f y r
^

En las tierras del Sol y el Buen Vino

Y de pronto el viaje se hizo largo. No nos dimos cuenta de lo rápido que pasó el tiempo y los kilómetros, porque ya estamos arriba de los tres mil y aún nos queda viajar a dos destinos mas. En una primavera camuflada de invierno llegamos a Mendoza con nuestra valija viajera y nos recibieron maravillosamente, como en todas las estaciones anteriores, en PPTH Evolution Bar.
La convocatoria fue desbordante porque casi sesenta personas dijeron presente el Taller de La Ruta y nos dejaron sorprendidos al punto de ser la Estación con más asistentes.

Mendoza

En el bolso habíamos preparado ropa de verano e inverno porque llegamos a Mendoza. Por la mañana la temperatura bajaba a los cinco grados centígrados y por la tarde superaba los veinte, algo que para el cuerpo humano es un poco molesto pero es lo ideal para la Vitis Vinifera, es noble árbol que nos regala el maravilloso vino. Y si estábamos en la ciudad donde se concentra la mayor cantidad de bodegas de la Argentina, ¿Qué nos iba a importar?

Nos quedamos en la Avenida Arístides Villanueva, el sector gastronómico más importante de la ciudad cuyana, y nos pusimos a trabajar sobre las historias. Sabíamos que mucho iba a influir las vides y sus derivados, pero las anécdotas fueron tan sinceras y lindas que recorrimos diferentes paisajes desde los tomeros a las acequias, de la Plaza Independencia al Parque General San Martín, a los personajes tan bonitos como el hombre que saca a pasear su pato en bicicleta.
Pasamos una jornada muy agradable, con muchos colegas, con buena predisposición y con mucho aperitivo dando vuelta. Nos tenemos que ir porque en breve llega la Estación La Plata pero nos vamos sabiendo que a las tierras mendocinas siempre volveremos. Por sus vinos, por su gente, por su historia. Y porque nos olvidamos las pinturas en el bar.
¡Ya volvemos a buscarlas!

Mendoza 02

Fotos de la Estación Mendoza

Comments

comments

Share

Reply